jueves, 4 de julio de 2013

AFECTADOS POR FOGASA

 





Hola amigos.

He creado esta página con el fin de que todos los que estamos a la espera, o hayamos cobrado de este organismo, podamos ayudarnos los unos a los otros.
Os invito a que expongais vuestra experiencia en esto, indicando a ser posible vuestra fecha de ingreso del expediente y si habeís cobrado ya, de que fecha era y el tiempo de espera, así como las dudas que tenemos y que a lo mejor los demás pueden ayudarnos.

Podeis entrar AQUI  y comentar lo que creais oportuno sobre vuestro caso.

COMO OBTENER EL CERTIFICADO DIGITAL PARA CONSULTAR EL EXPEDIENTE

Para obtener el certificado digital que nos permita consultar nuestro expediente en la web de FOGASA,  entra en el siguiente enlace y sigue los pasos que se indican:

  CLICK AQUÍ-------------------------------->    OBTENER CERTIFICADO DIGITAL

PAGOS DE FOGASA



Se ha comentado que hay veces en las que FOGASA, tras abonar salarios e indemnizaciones a los trabajadores, reclama posteriormente el dinero a las empresas. ¿Qué hay de cierto en ello?
Malentendido. Aprovechando que el FOGASA paga una parte de la indemnización, su empresa se está planteando la opción de efectuar un despido objetivo. ¡Atención! El problema es que le han dicho que, en algunos casos, el FOGASA tiene un derecho de reintegro contra las empresas, por el cual puede reclamar el importe que ha adelantado. ¿Qué debe tener en cuenta?

Pago directo

Menos de 25 trabajadores. Tras la reforma laboral, las empresas con menos de 25 empleados que lleven a cabo despidos objetivos deben abonar una indemnización de doce días de salario por año trabajado. Los ocho días restantes hasta llegar a la indemnización legal correspondiente (20 días por año de servicio con un máximo de doce mensualidades) son abonados directamente al trabajador por parte del FOGASA, con un límite máximo de 7.269,34 euros.
Responsabilidad directa. En este caso, el responsable directo del pago de esos ocho días de indemnización es el FOGASA, por lo que puede estar tranquilo, puesto que no se repercute dicho importe a las empresas con posterioridad. ¡Atención! Eso sí, las causas del despido deberán ser objetivas; si el despido es declarado improcedente, el FOGASA ya no se hace cargo del pago.

Responsabilidad subsidiaria

Indemnizaciones. Cuando una empresa entra en concurso o se declara insolvente y no paga a sus empleados aquellas indemnizaciones que hayan sido reconocidas en el acta de conciliación judicial o en la sentencia correspondiente, es el FOGASA quien debe pagar los importes adeudados a los trabajadores. Apunte. En este caso, la cantidad máxima a abonar es de una anualidad de salario, sin que el salario base del cálculo pueda exceder del doble del SMI (por lo tanto, el límite máximo es de 18.173,35 euros).
Salarios adeudados. Asimismo, el FOGASA también abonará a los trabajadores por cuenta ajena los salarios (incluyendo pagas extras y salarios de tramitación, si procede) que estén pendientes de pago y que no sean abonados, bien porque la empresa ha sido declarada insolvente, bien por estar en procedimiento concursal. En este caso, el límite máximo a abonar será de 5.974,80 euros, y los salarios deben estar reconocidos en alguno de los siguientes:
  • En el acto de conciliación (administrativo o judicial).
  • Mediante sentencia (requisito obligatorio en el caso de los salarios de tramitación).
  • Por medio de certificación de la administración concursal.
¡Atención! Esta responsabilidad de carácter subsidiario solo existirá cuando la empresa sea declarada insolvente o en concurso, por lo que una vez realizado el pago, y a diferencia de los casos en los que procede el pago directo de ocho días de indemnización a empleados de empresas con menos de 25 trabajadores, el FOGASAse convertirá en un acreedor más de la empresa afectada.
Apunte. Tenga en cuenta que los importes y límites indicados son operativos para las deudas generadas a partir del 15 de julio de 2012. Para los despidos y expedientse anteriores a esta fecha, deberá tener en cuenta la normativa anterior (27.258,20 euros para indemnizaciones, y 11.202 euros para salarios).
El FOGASA sólo se convierte en acreedor de las empresas cuando debe hacerse cargo de salarios e indemnizaciones debidos a la insolvencia o al concurso de éstas.